¿Es más barato comprar un coche financiado o pagar al contado? ¡La pregunta del millón! Muchos seréis las personas que estéis pensando en comprar un coche, y os surge la duda de financiarlo o pagarlo al contado. Bien, hoy vamos a dar respuesta a esta pregunta de una forma sencilla.

Las financieras de las marcas de automóviles han entrado de lleno en la batalla de los préstamos al consumo. En España, el conjunto de este tipo de créditos alcanzó los 29.055 millones de euros de enero a junio, un 11,7% superior al mismo periodo de 2016, según la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef).

El auge de los préstamos para la adquisición de vehículos es la principal causa de este repunte, una tendencia que comenzó en la fase final de la crisis. En total, la inversión de financiación de las nueve firmas puramente automovilísticas ascendió hasta los 13.700 millones de euros en los seis primeros meses del año. Supone ya el 47% de la inversión total de las firmas de crédito que operan en España.

Papel clave para el sector

Marcas y concesionarios aprovecharon la fórmula de la financiación para captar clientes. “Cuando los bancos tradicionales cerraron el grifo del crédito, entraron en juego las financieras de las propias automovilísticas. Tres ejemplos claros son BMW Bank, VW Finance Services o Mercedes Benz Bank, pertenecientes a grupos con buena solvencia y una calificación crediticia alta, que les permitía en los años de sequía del crédito obtener dinero a coste prácticamente cero”, según fuentes del sector.

Con ello, la fórmula de financiación de vehículos se convirtió en la gallina de los huevos de oro del segmento del automóvil. Por un lado, el concesionario ofrece como gancho para atraer al cliente un coche con un descuento de 3.000 euros. Descuento que le ofrece vinculado a que financie una cantidad del vehículo y a un período de tiempo concreto mínimos.

La operación es redonda porque, la firma primero vende un coche, lo que produce como grupo automovilístico; segundo, el descuento que le hace al cliente lo recupera a través de los intereses del crédito. Y por último, como la financiación se ha realizado a través de la financiera de la marca, esta entidad tituliza la deuda para sacar rentabilidad en el mercado secundario (ver texto adjunto).

¿Es más barato comprar un coche financiado o pagar al contado?

Menor precio

Esto ha provocado que un usuario pague menos por un vehículo si financia su compra que si lo paga al contado. “Cada marca tiene ofertas específicas en sus modelos y muchas veces la financiera tiene un precio más ajustado que el concesionario, aún teniendo en cuenta los intereses a pagar”, reconocen desde una firma. Un usuario que quiera comprar un Citröen C4 lo tiene a partir de 13.990€, financiando un mínimo de 6.000 euros a 36 meses con PSAFinance, frente a los 15.490 euros que es el precio recomendado en efectivo.

Lo mismo ocurre con la propuesta de financiación para un Seat Ibiza. Una persona podrá adquirir este coche desde 12.600 euros si lo compra a través de Volkswagen Finance. El precio al contado parte de 2.500 euros más.

Fidelización

Pero además los productos de las financieras de las marcas elevan la fidelización posventa. Carlos de la Torre, director general de RCIBanque Iberia, explica que hoy en día financian el 53% del total de vehículos matriculados y el 70% de las operaciones realizadas en el segmento retail. “Comercializamos más de 500.000 seguros y servicios de fidelización con un potencial de crecimiento muy alto”, añade.