¿Quieres conocer los mejores consejos para aprobar el examen práctico de conducir? Sin duda, una prueba que a muchos de nosotros no ha podido resultar complicada en ciertos momentos. Hoy veremos algunos consejos que nos harán mucho más sencillo aprobarlo.

Consejos para aprobar el examen práctico

Como ocurre con cualquier otro examen de nuestra vida, el examen práctico del permiso de conducir es una de esas situaciones en las que los nervios se apoderan de la mayoría de nosotros, pero debemos tomárnoslo como una clase más. Sé que resulta fácil de decir y bastante difícil de hacer, pero una de las cosas más importantes una vez nos subimos al coche de la autoescuela con el examinador sentado en la parte posterior del vehículo es mantener la calma.

No debes tener prisa por presentarte, cada persona tiene su ritmo de aprendizaje, pero a la hora de enfrentarse al examen práctico de conducir, hay diversos aspectos que debes recordar para no meter la pata, aunque has de tener claro que no hay una fórmula mágica para aprobar a la primera el examen de conducir. Hoy vamos a repasar un listado de cosas que debes tener en la cabeza una vez te subas al coche. No sólo te ayudarán a mantener todo bajo control, sino también a aprobar tu examen de conducir a la primera.

Conoce bien el vehículo que vas a conducir durante el examen

Podrán gustarte o no los coches, pero lo que está claro es que hay algunos elementos que tienes que tener claro donde están antes de enfrentarte al examen práctico de conducir, ya sea porque te vaya a preguntar sobre ello el examinador o porque puedas necesitarlo en tu día a día. Estos son:

  • Las luces.
  • Cómo abrir el capó.
  • Comprobar los nivelesde aceite, líquido de frenos frenos, dirección, refrigerante y limpiaparabrisas.
  • Activar el claxon.
  • Ubicación del chaleco reflectante y de los triángulos de señalización.
  • Identificación de la batería.
  • Localización de la documentación del vehículo.
  • Saber desbloquear el volante al arrancar (normalmente basta con moverlo ligeramente).

Al volante durante el examen práctico: Maniobras

Consejos para aprobar el examen práctico title=

A medida que pasan los años vamos adquiriendo ciertas manías al volante y, muchas veces, incluso se las pegamos a los más pequeños de la casa o a nuestros acompañantes. Es importante que a la hora de realizar el examen práctico de conducir recordemos lo que nos han enseñado en la autoescuela, no lo que hace al volante el resto de la gente:

  • A la hora de llevar a cabo una maniobra, hazlo en este orden: mira por los retrovisores, señaliza la maniobra y procede a llevarla a cabo si no hay peligro.
  • En las rotondas, actúa de la siguiente manera: aproxímate a la glorieta en segunda, mira y cede el paso. Entra a la glorieta con decisión tratando de circular por el carril exterior, indica los cambios de carril y, para salir, mira, señaliza y realiza la maniobra. Además, recuerda las instrucciones básicas de cómo se ha de conducir en una rotonda convencional y en una rotonda partida o raqueta. Ten cuidado con los semáforos en las glorietas, si lo hay a la entrada también suele haberlo a la salida.
  • Observa si siempre si vas por una vía principal o no, pues es importante saber si en una intersección sin señalizar eres tú quien debe de ceder el paso a otros vehículos.
  • Repasa las maniobras de aparcamiento antes del examen para poder tomar las referencias correctas.
  • Trata de hacer los cambios de manera suave, evitando los acelerones y los trompicones. Es importante acelerar de forma ágil pero progresiva (sin revolucionar en exceso el coche), así como utilizar la relación de marcha más adecuada teniendo en cuenta las características de la vía y del entorno. Una buena anticipación y una distancia de seguridad adecuadanos permitirán actuar con suavidad también en la frenada, pudiendo reducir marchas progresivamente (sin saltos entre ellas) y acariciando el freno.
  • No te pegues al vehículo de delante ni a los de los lados.
  • Usa el freno siempre que sea necesario, no te lances a la aventura.
  • No cruces las manos en el volante y lleva ambas siempre a menos 10 y a y 10 (suele haber un espacio en el volante para apoyar los pulgares).
  • Si te ves capaz y se te da bien esto de conducir, siempre puedes añadir un plus practicando la conducción eficiente.
  • Para arrancar en una cuesta arriba, practica con el embrague: levanta poco a poco hasta que la palanca de cambios y el volante vibren, entonces es el momento de acelerar soltando el embrague suavemente.
  • Si te encuentras con obstáculos en tu carril, mira que no venga nadie de cara, señaliza la maniobra y procede a adelantarlos con una distancia de unos 20 metros. Señaliza de nuevo la incorporación a tu carril.
  • No te pongas nervioso si se te cala el coche, sólo te pondrán una falta leve.