¿El aire acondicionado huele mal en el coche? Este es un problema que muchas personas tienen pero pocos saben el motivo y, mucho más importante, la forma de solucionarlo. 

Hoy queremos darte la solución a un problema que resulta muy incómodo cuando conducimos.

¿ Por qué el aire acondicionado huele mal?

El aire como tal no tiene que tener olor alguno una vez haya sido filtrado por el filtro del habitáculo o el filtro de polen, sin embargo, el mal uso del sistema o su inadecuado mantenimiento terminarán generando malos olores. Los principales causantes de que el aire acondicionado tenga un mal olor son la suciedad, los ácaros y como no, las bacterias que se generan en los conductos que con la condensación y la humedad generan un caldo de cultivo ideal para que aparezcan los causantes de los malos olores.

Esta humedad que circulará por los conductos internos puede terminar empapando el filtro de aire del habitáculo y si este no lo cambiamos con regularidad recuerda que es el encargado de filtrar el aire que entrará en el habitáculo- puede generar mal olor.

Otra de las causas más comunes es la aparición de hongos, moho y microorganismos que se quedarán viviendo dentro del sistema. La descomposición de estas bacterias o simplemente su forma de vida pueden terminar desprendiendo olores desagradables que llegarán al habitáculo.

Los contaminantes biológicos como los hongos o las bacterias se reproducen muy rápido en filtros, conductos o paneles aislantes porque es en estos lugares donde encuentran las condiciones de humedad, temperatura y nutrientes que favorecen su crecimiento. Los contaminantes ambientales que se quedan en el filtro de habitáculo o polvo pueden descomponerse  vapores orgánicos, fibras o polvo en suspensión- y su descomposición puede general mal olor.

¿Cómo evitar que el aire acondicionado huela mal?

Los expertos dicen que el sistema de climatización debe usarse durante todo el año. Haciendo funcionar el sistema evitamos obstrucciones en los conductos de los fluidos y además de esto hay que hacer uso de la calefacción para proceder a la evaporación de esa humedad de la que antes os he hablado.

El cambio de filtros de habitáculo con regularidad es vital para evitar malos olores. Nosotros te recomendamos su sustitución cada 15000 km, sin embargo, esto depende del tipo de ambiente en el que vivas -cuanto más polvo, polución y suciedad, más habrá que cambiarlo-. Hay que remarcar la importancia del cambio del filtro antipolen si es que tu coche cuenta con uno- porque el polen es materia orgánica y su descomposición a medio plazo junto con cierto grado de humedad pueden ser también una fuente de malos olores.

Usar el aire acondicionado con moderación es vital, cuando más “normal” sea la temperatura menos condensación aparecerá en el sistema. Sí, soy consciente de que cuando coges un coche que ha estado al sol un día de verano, es prácticamente instintivo encender el aire acondicionado, sin embargo, lo mejor es abrir las ventanillas con el fin de bajar la temperatura del habitáculo y renovar el aire.

Aire acondicionado huele mal en el coche

¿Cómo elimino el mal olor del aire acondicionado?

Lo mejor que puedes hacer es cambiar los filtros de aire y de polen con regularidad. Aquí lógicamente volvemos a la pregunta clave: ¿cada cuánto cambiamos los filtros de aire de habitáculo?, pues bien, esto lo dejo a tu antojo, sin embargo yo los cambio cada año sin tener en cuenta el kilometraje (salvo que este sea excesivo) tengo que deciros que la zona en la que resido está bastante contaminada, cuenta con mucho polvo en suspensión y además, soy algo alérgico.

Aunque el olor no persista, recomiendo limpiar los conductos del aire acondicionado. Para esto hay infinidad de productos en forma de spray que se aplican directamente mediante una cánula en los conductos de aire acondicionado.

En nuestro concesionario multimarca podemos ofrecer un diagnostico del aire acondicionado de tu vehículo. ¡No lo dudes y ponte en contacto con nosotros! ¿Aún no sabes por qué tu aire acondicionado huele mal?